Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


Gente del Petróleo fija posición

frente a la propuesta de Acuerdo entre la representación del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y los factores políticos y sociales que lo apoyan y la Coordinadora Democrática y las organizaciones políticas y de la sociedad civil que la conforman

Consideramos que la propuesta presentada a la Coordinadora Democrática para la firma por medio de sus representantes en la Mesa representa un retroceso en aspectos fundamentales con respecto al acuerdo previo presentado el pasado 11 de Abril de 2003 en los siguientes puntos:

El Acuerdo constituye más una declaración de principios que deberían regir las actuaciones de ambas partes, que una propuesta de Acuerdo con soluciones de consenso.

El Acuerdo, al mencionar las Normas que suscribe y que deben dar marco a sus partes y las legislaciones que acoge y adhiere, muestra un divorcio con la realidad de las acciones del régimen que detenta el poder en Venezuela; en su carácter de represor, violador de los Derechos Humanos, promotor del odio y la confrontación violenta de la disidencia al gobierno, persecución política, la impunidad de los ejecutores de esa violencia, secuestro de los Poderes por el Ejecutivo y sus partidarios, acoso y colocación de barreras hacia la iniciativa privada, irrespeto de la libertad sindical y de asociación y de permanente violación de la Constitución, Convenios y Normas Internacionales de hecho y de Derecho conforme a su carácter de régimen totalitario.

El Acuerdo ratifica la vigencia de la “Declaración contra la Violencia, por la Paz y la Democracia” que ha sido violado en innumerables oportunidades por el régimen y sus adeptos.

El Acuerdo incluye un aspecto nuevo referido a la tenencia de armamento por parte de las Policías Regionales, que puede ser usado como un marco para nuevas intervenciones y abusos como los cometidos en el caso de la Policía Metropolitana de la Alcaldía Mayor de Caracas.

El Acuerdo sustituye aspectos que estaban expresamente definidos en el proyecto anterior, por declaraciones ambiguas y referencias cruzadas con otros documentos como la Síntesis Operativa. Además, en lo referente al Referéndum Revocatorio del Presidente, elimina la precisión de la fecha a partir de la cual éste sería realizable y lo mezcla con Referéndum de otros funcionarios electos sumiendo la fecha de celebración del mismo en una indefinición que antes no existía contribuyendo a la atmósfera de inestabilidad que el régimen promueve.

El nuevo esquema de seguimiento propuesto de una Comisión Mixta de dos miembros que sustituirá a la Mesa actual, además de dar por finalizada la gestión de la Mesa sin lograr el objetivo de la concreción de la consulta electoral, ha probado en reiteradas oportunidades su inoperancia incluso el propio desenvolvimiento de la Mesa actual prueba su escasa viabilidad.

Reconocemos los aspectos contenidos en la propuesta en el sentido del mantener el marco legal vigente para la consulta, la sujeción a aspectos importantes de la Síntesis Operativa y la existencia de un marco internacional para el Acuerdo provisto por la Resolución 833 de la OEA y entendiendo la posición mayoritaria de firmarlo consideramos indispensable incorporar a la acción de las fuerzas democráticas las siguientes propuestas:

  • Iniciar una ofensiva internacional convocando al Cuerpo Diplomático acreditado en el país para explicar nuestra posición de firmar pese a las reservas que mantenemos con el cumplimiento del mismo por parte del régimen.
  • Promover una resolución, en la próxima Asamblea General de la OEA de principios de Junio, que apoye este Acuerdo y nos dé el respaldo del organismo hemisférico y comprometa de manera definitiva al régimen.
  • Solicitar que el Grupo de Amigos del Secretario General de la OEA lo acompañen como firmantes del Acuerdo para ampliar la base de respaldo del mismo.

Queremos finalmente hacer un llamado a la gente en el sentido de que se pongan en movimiento para conseguir la solución. La salida a la crisis será consecuencia directa del ejercicio ciudadano de la defensa de nuestros derechos y es solo el poder de la gente activa en la calle el que por la vía de la presión lograra doblegar al régimen en su afán de dominación total. La Mesa, la comunidad internacional, la OEA ni ningún otro organismo podrán por si solos resolver el problema ni construir para nosotros la mejor salida, esta solo se conseguirá con la mayoritaria y decidida acción de todos y cada uno de nosotros.

Venezuela pueden contar con nosotros. Seguiremos dando pasos al frente para no dar ni un paso atrás.

Caracas, 28 de mayo de 2003

retroceder