Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


Servicio de Noticias 238/02
Índice AI: AMR 53/18/02/s
19 de diciembre del 2002

Venezuela: Retroceder del abismo - un llamado urgente a la sociedad venezolana y a la comunidad internacional

Los próximos días serán decisivos para la vigencia del estado de derecho en Venezuela, advirtió hoy Amnistía Internacional, insistiendo en que en estas horas tan críticas es fundamental el apoyo de la comunidad internacional para la resolución de la crisis en el país.

"A más de dos semanas del inicio del paro cívico general, el país corre el riesgo de caer una vez más en el abismo que supone la ruptura del orden constitucional, del cual depende la plena vigencia de los derechos humanos," agregó la organización.

"La gravedad de la situación que enfrenta la sociedad venezolana requiere una respuesta concertada de todos los sectores de lo sociedad. La disyuntiva que éstos enfrentan es seguir por la vía del enfrentamiento, perpetuando así el ciclo de violencia, hostigamiento y polarización, o comprometerse a buscar soluciones pacíficas y negociadas enmarcadas en la constitución y en la normativa internacional de derechos humanos," continuó.

Por lo tanto, Amnistía Internacional insta urgentemente a todos los sectores de la sociedad y las instituciones a que tomen ciertas medidas básicas e inmediatas para defender el estado de derecho y restaurar la gobernabilidad. En particular:

Ante las manifestaciones y movilizaciones actuales o planificadas, Amnistía Internacional insta a las fuerzas de seguridad a que actúen con escrupuloso apego a las normas que regulan el uso de la fuerza en tales situaciones. En numerosas ocasiones desde los trágicos sucesos de abril de 2002, Amnistía Internacional ha venido denunciado el uso excesivo de fuerza por parte de la policía y la Guardia Nacional, que ha resultado en muertes y lesiones. Cualquier acto de desacato a esas normas debe ser rigurosamente investigado y sancionado.
Deben cesar de inmediato los ataques en contra de periodistas y otros trabajadores de la prensa. En momentos de crisis es todavía mas crucial el garantizar la libertad de expresión, pilar fundamental de un estado de derecho. Asimismo, la indispensable labor de los defensores de derechos humanos no ha de verse indebidamente restringida y todos deben contar con la protección imparcial de la ley.
Al ejercer su legítimo derecho a la libertad de asamblea, asociación y expresión, los sectores de oposición deben asumir la responsabilidad de elegir métodos y tácticas de protesta que no socaven las garantías constitucionales. Sin estas garantías, perjudican los derechos de todos.
Asimismo, considerando el papel jugado por los medios de comunicación en el desarrollo de la crisis, Amnistía Internacional insta a los periodistas y comunicadores venezolanos a que asuman su responsabilidad de informar de forma seria e imparcial sobre la situación, para evitar agudizar la polarización de la situación.
Ambos sectores deben comprometerse en la búsqueda de soluciones negociadas y pacíficas, mediante un diálogo centrado en la necesidad de fortalecer el estado de derecho y la plena vigencia de los derechos humanos. Acabar con la impunidad, despolitizar las fuerzas armadas y de seguridad, y recobrar la credibilidad de la administración de justicia deben ser ejes fundamentales de este proceso.

Al mismo tiempo, la comunidad internacional, y en particular los organismos regionales e internacionales de defensa de los derechos humanos, debe redoblar esfuerzos para facilitar la resolución pacífica de la crisis, así como brindar mecanismos y recursos adecuados para observar la situación de derechos humanos en el país y evitar su deterioro.

"A este fin, hacemos eco del pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de permitir una visita de observación al país e instamos al gobierno a que extienda una invitación a otros mecanismos inter-gubernamentales de monitoreo de los derechos humanos," declaró Amnistía Internacional.

Antecedentes
La polarización política en Venezuela ha estado amenazando durante todo el año con conducir a una violencia en gran escala. Actualmente la tensión es especialmente intensa con la huelga nacional indefinida, que se encuentra ya en su duodécimo día, convocada por la oposición para derrocar al presidente Chávez. En este contexto, se han registrado numerosos hechos de violencia, entre ellos el asesinato de tres personas durante una manifestación de la oposición el 6 de diciembre en la Plaza Francia de Caracas. La huelga ha paralizado numerosos sectores de la economía.

El 11 de abril de 2002, una huelga nacional similar dio lugar a actos violentos que se saldaron con la muerte de 20 personas, y a su vez esa violencia dio lugar a un fallido golpe de estado y la detención temporal del presidente Chávez. El 13 de abril, el presidente volvió al poder tras amplias protestas nacionales e internacionales por el quiebre del orden constitucional. Los intentos por negociar una solución se han sucedido desde entonces. En estos momentos, César Gaviria, presidente de la Organización de los Estados Americanos, está mediando en las conversaciones entre el gobierno y la oposición.

Este documento ha sido redactado originalmente en español en el Secretariado Internacional

http://www.edai.org/centro/amr/venezuela/25301802.htm

retroceder