Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


BBC
Miércoles, 13 de noviembre de 2002 - 16:45 GMT
Venezuela: violencia opaca diálogo

Los últimos disturbios provocaron la muerte de una persona y una veintena de heridos.

Escribe Aldo Rodríguez Villouta, desde Venezuela, para la BBC
Una granada en la residencia del cardenal Ignacio Velasco y una golpiza al alcalde caraqueño, Alfredo Peña, cerraron en las primeras horas de este miércoles una nueva jornada violenta en Venezuela.

Un muerto y una veintena de heridos, algunos de gravedad alcanzados por balas, fue el saldo de los incidentes callejeros previos que comenzaron la mañana del martes en la principal plaza de Caracas.

Me parece que se está sembrando en Venezuela cierta impunidad con respecto a hechos violentos

César Gaviria, secretario general de la OEA
Ya superados los incidentes hacia la medianoche, una granada lanzada por desconocidos alcanzó la puerta de la casa del cardenal.

"El cardenal está bien, aunque un poco asustado porque la detonación fue muy fuerte", informó uno de sus asistentes.

Poco antes de la explosión, el alcalde Peña acudió al hospital donde fueron trasladadas las víctimas de los incidentes callejeros previos. Allí, un grupo de parlamentarios oficialistas lo responsabilizó de los hechos al grito de "asesino".

El munícipe relató que una diputada gritaba "mátenlo, mátenlo cuando era agredido a patadas en el suelo del hospital por sus hordas".

Peña fue sacado del lugar por agentes de la Policía Metropolitana (PM) bajo su mando.

Según la diputada Cilia Flores, el alcalde ordenó a la PM actuar con violencia desproporcionada contra colegas uniformados que protestaban por atrasos salariales que le debe esa alcaldía.

Peña llegó a denunciar que al inicio de los incidentes estuvo secuestrado en su despacho junto a otros líderes opositores al presidente Hugo Chávez.

La jornada del martes también registró desordenes en el Congreso, donde un diputado opositor y otro oficialista protagonizaron un amago de intercambio de golpes.

"Dobles discursos"

En este ambiente, continuó a paso lento la negociación gobierno-oposición para acordar una salida electoral a la crisis política, en la que media el secretario general de la OEA, César Gaviria.

"Me parece que se está sembrando en Venezuela cierta impunidad con respecto a hechos violentos", dijo Gaviria.

Advirtió que "no podemos tener una repetición de los hechos del 11 de abril", cuando murieron al menos 19 personas en los disturbios previos al fallido golpe de aquella fecha, que depuso a Chávez durante 48 horas.

En las negociaciones ambas partes se acusan de mantener "dobles discursos".

El ministro de Educación, Aristóbulo Isturiz, acusó a la oposición de tener "una pata en la mesa de negociación y otra pactando con militares golpistas".

El dirigente sindical opositor Manuel Covas acusó a su vez al gobierno, de declarar públicamente que apoya una salida electoral, pero que la entorpece en la mesa de negociación que se efectúa a puertas cerradas.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_2464000/2464385.stm

retroceder