Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 

  

 

 

         DEMOCRACY & TRANSPARENCY

24, rue Charles Laffitte – F-92200 Neuilly Sur Seine – France
registered n°25027290
Tel: 00 33 1 55 24 05 23 – Fax: 00 33 1 55 24 05 26
Mobile: 00 33 6 87 04 36 30

Miércoles 3 de marzo de 2004

Expediente: VENEZUELA

Asunto: Comunicado

COMUNICADO COMPLEMENTARIO

de la asociación internacional Democracy and Transparency

Al día siguiente de nuestro comunicado supimos que el Consejo Nacional Electoral rechazó cerca de 750.000 firmas bajo el pretexto de que los miembros del centro de recolección algunas veces llenaron ellos mismos los datos correspondientes a los firmantes, en los formularios, si bien esos signatarios firmaron y estamparon sus huellas digitales en el documento.

Esa negativa es de suma importancia porque de por sí permite poner en causa la mayoría obtenida por el pueblo para que en definitiva se organice un referéndum revocatorio del Presidente de la República,

Ahora bien, el pretexto utilizado por el CNE es ilegal y falaz.

Ilegal, porque la condición de validez evocada no estaba prevista y no puede constituir un motivo de nulidad, lo que por lo demás no pretende en derecho el CNE, pero que aplica de hecho al exigir una nueva consulta.

Falaz, porque la razón por la cual los miembros de los Centros –autorizados, por lo demás para recibir a los signatarios y aconsejarlos – procedieron de tal manera es evidente: muchas personas no sabían que tenían que escribir sus datos de su propia mano.

Las condiciones exigidas por el CNE a la población, de firmar, dar sus referencias de identidad y estampar su huella digital, ya de por sí eran ampliamente suficientes para identificar al autor y certificar el objeto de su voto.

D&T considera, tal como lo hacen la mayoría de los organismos internacionales, que en este caso el CNE buscó deliberadamente contradecir el resultado mayoritario popular, empleando un pretexto sin valor.

D&T denuncia ese falso equívoco sobre el que se apoya el Poder constituido, tanto así que esa decisión se tomó unilateralmente sin la presencia de la sola persona miembro del CNE representante de la oposición democrática.

D&T recuerda que con motivo de la visita de la Comisión Europea de Observación que ella organizó a fines de noviembre de 2003, para observar la organización y la recolección de las firmas, sus expertos imparciales constataron la validez de los documentos entregados al CNE y que cualquier trampa, a gran escala, resultaba técnicamente imposible.

La decisión del CNE luce pues como una mascarada organizada bajo demanda de un Ejecutivo que ya no cree en un éxito electoral. Es considerada por el pueblo como un verdadero atraco contra la voluntad popular.

El CNE propuso que se pidiera a las personas cuya firma está en litigio que regresaran a confirmar su voto. D&T opina que ese procedimiento equivale a considerar las planillas nulas. Ahora bien, tal nulidad no tiene base jurídica.

El procedimientos propuesto por el CNE es considerado, por lo tanto, inconstitucional y peligrosos en el contexto actual.

Luce, en efecto, que el pueblo venezolano ha llegado, después de muchos intentos anteriores que fracasaron, a dejar de creer en la voluntad del Gobierno de aplicar la Constitución del país. Los últimos acontecimientos confirman, en efecto que ese Poder está dispuesto a utilizar todas las astucias, incluso groseras, para mantenerse en funciones.

Se puede temer ahora la reacción de los venezolanos a partir de mañana, 4 de marzo, durante la esperada manifestación, mediante un desbordamiento incontrolado de la multitud, incluso con derramamiento de sangre.

D&T considera que la situación es grave. Tal es siempre el caso cuando el pueblo de un país ya no tiene la posibilidad de una alternativa democrática.

Resulta pues imperativo que, desde ahora, el conjunto de las organizaciones internacionales y los países democráticos del Mundo le exijan al Gobierno de Venezuela que haga rectificar esa decisión inadmisible del CNE, para que éste decida, soberanamente, aceptar la decisión popular por la vía del referéndum, y que evite así un baño de sangre cuyas condiciones ya se han dado.

Es imperativo igualmente que la Oposición mantenga control de la situación en la calle y se comporte serenamente para obtener el apoyo de los países democráticos para poder llegar a esa confrontación legal.

D&T, por lo tanto, hace un llamado a todas las personas de buena voluntad para que cese esa hipocresía destructora y para que todos acepten la vía democrática del referéndum, único medio para salir de este atolladero llegando a conocer lo que el ciudadano venezolano desea realmente para su país.

                                               El Comité de Dirección

                                   DEMOCRACY & TRANSPARENCY

Este comunicado es dirigido a todas las agencias de prensa, venezolanas y extranjeras, al Gobierno de Venezuela, al Consejo Nacional Electoral de Venezuela, a la Comisión de Asuntos Exteriores de la Coordinadora Democrática de Venezuela, al conjunto de las Organizaciones Internacionales involucradas tales como la Naciones Unidas, la Comunidad Europea, la Liga de los Estados Árabes, el Centro Carter, Amnesty International.

retroceder