Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


El Universal,
Caracas, domingo 10 de noviembre, 2002

Entre la plaza y la mesa

Juan M. Raffalli A.

AL ESCRIBIR ESTA ENTREGA la protesta política en la plaza Altamira se mantiene en pie desde hace más 400 horas. Se ha convertido en un monumento a la resistencia y la verdad es que no podemos vivir con ella ni sin ella. Buscando la alegoría que mejor cuadra se nos ocurre identificarla con un buen asador en el que, al menos por ahora, si se aviva demasiado la llama se achicharra la carne y si se apaga nos la comeremos cruda. Curiosamente la plaza ha servido no sólo de peculiar y peligrosa expresión política que reúne a civiles y militares sin armas, sino que ha cumplido otro rol derivado de su asombrosa longevidad. Nos referimos a su papel de gran centro de catarsis para la oposición y al mismo tiempo medio de rescate de la vida ciudadana, ya que entre cafés, música y banderas la gente hace vida de plaza llegando al extremo de olvidar por momentos la angustia que nos agobia y el inútil drama político que nos consume.

Allí mismo y en paralelo aparece la cuenta regresiva cuya expresión más palpable es la tarima modesta pero contundente que mantiene Primero Justicia y que ha puesto en jaque al régimen, con una jugada democrática y limpia apuntalada por la sociedad civil y los partidos políticos. La bicoca de 2.054.400 firmas consignadas ante el CNE venciendo a un malandraje 'incontrolable' no puede ser pasada por alto ni tapiada por estrategias judiciales ni por interpretaciones chiquitas y herméticas del texto constitucional. Así llegada esta noche clara del jueves y la escena ha quedado servida para instalar la mesa que el gobierno tuvo que asumir con el verdadero y legítimo nombre de Mesa de Negociaciones y Acuerdos. Cuánto éxito tendrá y cuánto tiempo durará, nadie puede asegurarlo. Quién sabe, a lo mejor al leer esta entrega la mesa murió al nacer y se esfumó con ella la esperanza de una salida pacífica y democrática a este momento aciago de nuestra historia. Mucho temo que a eso jugará el oficialismo para teñir de antidemocrática a la oposición, pero bastarán pocas sesiones para determinar con presencia internacional la verdadera vocación democrática del chavismo. Precisamente por eso, con o sin éxito, la mesa es un trámite democrático cuyo agotamiento siempre fue indispensable por conveniencia política y por imperativo de la racionalidad.

Así las cosas parece que llegamos al llegadero. La última oportunidad para la paz. No hay más opciones, o jugamos limpio en una mesa en la que ganemos todos, o el fantasma del paro nunca indefinido, nos arrastrará hacia un país muy distinto. Presidente, usted, sus seguidores y todos nosotros, incluyendo nuestros hijos y hasta nietos, estamos atrapados entre la plaza y la mesa. La pelota está en el medio de la cancha no equivoque la jugada. Es tiempo de ser un verdadero soldado de la democracia y no aferrarse al poder por el poder mismo. Es tiempo de dar forma y fecha a la consulta electoral, si usted contribuye a ello, Dios y la patria se lo reconocerán, de lo contrario la historia y el dolor de todo un pueblo se lo reclamará.
http://archivo.eluniversal.com/2002/11/10/OPI6.shtml

retroceder