Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


El Universal
Caracas, lunes 18 de noviembre, 2002

ENTREVISTA / Para Eduardo Lapi el Gobierno no ha hecho ninguna propuesta seria
'Militarización fue una bomba sobre la Mesa'

Hoy, el Gobernador de Yaracuy formulará una 'enérgica protesta' contra la intervención de la PM, por considerar que es el inicio de la intervención oficial en las competencias estadales y municipales.
Eduardo Lapi, gobernador del Estado Yaracuy, afirma que permanecerá en la Mesa de Negociaciones 'cueste lo que cueste'

TERESA DE VINCENZO

EL UNIVERSAL

Eduardo Lapi fue alcalde de San Felipe durante 6 años y lleva 7 como gobernador de Yaracuy. Tiene una semana como representante del sector opositor al Gobierno en la Mesa de Negociación y Acuerdos que modera el secretario general de la OEA, César Gaviria, y se asume 'como un producto de la descentralización'. Además, cree que es una consecuencia del énfasis que la Coordinadora Democrática quiere darle a los representantes regionales, en medio de la actual refriega política.

Puertas adentro, en las reuniones tripartitas en el hotel Meliá, es mucho lo que ha escuchado y según dice, son las expectativas por resultados favorables lo que lo mantendrán en el grupo, 'cueste lo que cueste'. Para Lapi la militarización fue la bomba de tiempo que cayó en la mesa y rompió la posibilidad de alcanzar el primer acuerdo serio. Considera que la salida electoral sigue siendo la opción 'no negociable' de la oposición y cuestiona que el oficialismo se empeñe, justo ahora, después de tres años, en que es necesario legitimar los poderes moral, ciudadano y electoral.

_¿Era inevitable llegar a la Mesa con la OEA?

_Se pudo haber evitado con un manejo político de la situación del país. Esta crisis en las instituciones y en la colectividad fue producida por los errores del Gobierno, que pensaba que no tenía que entenderse con nadie. Ahora, la radicalización de la situación le exige estar sentado en una Mesa de Negociación con un mediador internacional. El Presidente llegó al Gobierno porque el país quería un cambio radical y profundo que estaba pidiendo desde hacía mas de 15 años, cuando se agotó el bipartidismo, pero él lo entendió como un salvoconducto para hacer lo que le diera la gana con el país.

_¿Qué pasará si no hay acuerdos?

_Indudablemente, una crisis de violencia peor que la que tenemos en la actualidad, de guerra civil que no compartimos o una salida militar que no queremos. Por todo eso ésta es la única vía política que nos queda para acordarnos.

_¿Cómo ha sido el debate de la opción electoral?

_Nosotros hemos dicho que el referendo consultivo es la apertura del camino del proceso electoral. No es negociable, porque es un sistema de participación protagónica y directa que tiene el pueblo venezolano y no podemos subrogarnos un derecho que no nos corresponde, que es de una masa.

_¿Cuál ha sido la mayor resistencia al acuerdo?

_El problema no está en ir a la mesa a vencer. La cuestión no es ganar o perder, sino alcanzar una estrategia negociable que signifique un éxito para ambas partes. El Gobierno está obligado a garantizar la tranquilidad y la paz social para que no salga perjudicada Venezuela. Por eso, la representación oficial no puede estar metiéndonos triquiñuelas que no se corresponden con la Constitución que ellos califican como la más moderna del mundo.

_¿Cuáles triquiñuelas?

_Estamos sorprendidos de que después de tres años que nosotros venimos protestando a los poderes públicos instalados en el país de forma transitoria e inadecuada y de decir que no funcionan, llámense Contraloría, Fiscalía, Defensoría, Tribunal Supremo y CNE, ahora vemos que ellos dicen que sí es verdad y que tenemos que ponernos de acuerdo para renovarlos. Ahora ese es un planteamiento permanente, pero los parteros de esos poderes fueron ellos. Aquí ha habido 8 elecciones de las cuales 7, han sido ganadas por el Gobierno. La única que perdió fue la de la CTV y por eso sigue el cuestionamiento. Pero ahora, como no les sirve, el CNE no sirve.

_Tómenles la palabra para renovar los poderes.

_Claro. Creemos que se puede avanzar en ese camino, pero sin detener el paso del proceso electoral como salida fundamental a la crisis que vive el país. Hay cosas que podemos ir discutiendo, pero también hay que solucionar la crisis de hoy.

_¿Han estado cerca de llegar a un acuerdo?

_Sí. El miércoles estuvimos a punto de acordar una declaración conjunta contra la violencia y en ese momento, en medio del forcejeo de la discusión y la redacción del comunicado, nos llegó el fax en donde se nos comunicó la orden que dio el jefe de la Guarnición Militar de Caracas de patrullar la ciudad junto a las policías de los municipios. Esa fue una bomba que cayó y destruyó la posibilidad de un primer entendimiento cierto hacia una conducción clara del país. Entonces, decidimos no aceptar que el Gobierno siga introduciendo ingredientes negativos que puedan hacer explosión fatal en la mesa. Vamos a ver si así bajan las presiones.

_¿Cuál fue el impacto para la Mesa del pacto-cívico militar suscrito por la oposición?

_Ese pacto se produce porque Altamira está allí. Lo que pasa es que este gobierno se la pasa buscando culpables y no se da cuenta de que Altamira es producto de un conflicto militar interno provocado por el abuso del poder del Presidente contra la institución militar. A una FAN que estuvo siempre al margen de toda actividad política y le abres una compuerta de opinión y participación no le puedes pedir que se calle. ¿Cómo le dices a esos militares que no pueden estar allí? Están ejerciendo un derecho legítimo y constitucional.

_¿Qué beneficio político representó esa alianza?

_Es un pacto para reinstitucionalizar a las fuerzas armadas y eso le conviene a este gobierno y a cualquiera que venga, de transición o definitivo. La FAN tiene que ser fuerte, representar al país y no a un grupo político o ideológico. _

¿Cuáles han sido las propuestas concretas que ha habido en la Mesa?

_Hasta ahora en la Mesa de Negociación sólo ha habido una propuesta de parte nuestra, de parte de ellos no ha habido ninguna concreta. La nuestra, más inmediata, es el consultivo. La de ellos, que se reformen los poderes, pero así como quieren cambiar el poder Ciudadano, Moral y Electoral, pues nosotros queremos cambiar el Ejecutivo (ríe). Lo que el Gobierno siempre trae a la mesa es la misma pregunta: cómo podemos negociar si nos amenazan con un paro y si no desactivan a Altamira. Ellos se tienen que quitar el vestido del orgullo de no querer aceptar que ha cometido errores y que tiene que rectificar.

_A puertas cerradas, ¿Gaviria es el mediador ideal?

_El no está aquí como César Gaviria, sino como los ojos del mundo y eso hay que explicarlo con mucha precisión, porque obliga a tener mucho cuidado en el papel que está jugando, y que ha desempeñado con mucha destreza e inteligencia. Se ha comportado como todos esperábamos que lo hiciera y queremos que ese comportamiento continúe para que los venezolanos consigamos la solución a nuestros problemas. Esta posición es compartida por el oficialismo.

_¿Cuáles han sido los mayores avances y retrocesos?

_El avance es que estamos sentados juntos y que el Gobierno por fin reconoció que tiene que conversar y negociar con otro grupo. El mayor retroceso fue cuando la violencia tomó las calles y el anuncio de la militarización.

_¿Hasta dónde cedería la oposición?

_El referendo consultivo le pertenece a los dos millones que firmaron, el paro es un derecho a la protesta de los ciudadanos y Altamira es de los militares. Pero mira, todo eso es desmontable solamente con mensajes claros de la Mesa de Negociación.

_¿Como cuáles?

_Que nos digan que van a permitir el referendo consultivo y si ellos quieren, que acudan al Tribunal Supremo para que éste determine si es viable y legal. Lo que no podemos aceptar es sabotaje ni amenazas.
http://www.eluniversal.com/2002/11/18/17142AA.shtml

retroceder