Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


EL UNIVERSAL
Caracas, lunes 02 de diciembre, 2002

Durante el paro cívico
Mesa de Negociación se toma un receso
Gaviria estará monitoreando la huelga

SARA CAROLINA DIAZ

Los delegados del gobierno y de la oposición en la mesa de Negociación y Acuerdos, que se instaló el pasado 8 de noviembre para buscar una salida a la crisis que vive el país -pero que aún no ha logrado avances significativos-, no se reunirán en los días que dure el paro cívico nacional. El mediador y secretario general de la OEA, César Gaviria, tiene programado congelar el diálogo mientras se prolongue la medida organizada por la Coordinadora Democrática con el propósito de presionar para que el presidente Chávez abandone el poder.

Fuentes vinculadas al Grupo Tripartito Internacional señalaron que el propio Gaviria había resuelto no activar la mesa mientras tuviera lugar el paro.

Sin embargo, debido al clima de tensión que vive el país, no se descarta que el mediador convoque en cualquier momento a los seis representantes del gobierno y a los seis de la oposición, con el fin de continuar las conversaciones que siguen estancadas. Se conoció, de manera extraoficial, que se realizarán reuniones bilaterales para calmar los ánimos que parecen más exacerbados que nunca con el llamado a paro.

El último encuentro realizado el sábado pasado no arrojó resultados concretos. En lo que sí coincidieron gobierno y oposición fue en descalificar los argumentos que esgrimían sus adversarios para justificar la falta de acuerdos.

En la confusa jornada el silencio de Gaviria fue estruendoso porque se negó a aclarar si efectivamente le había comunicado al vicepresidente José Vicente Rangel la decisión de la oposición de levantarse de la mesa, tal y como lo expresó Rangel en una extraña rueda de prensa, en la que se estableció una dinámica de respuestas y contrarespuestas en las que prácticamente gobierno y oposición se acusaban continuamente de mentirosos.

Lo cierto del caso es que la oposición sólo quiere tratar el tema electoral en las negociaciones mientras que el gobierno hasta última hora intentó infructuosamente, a pesar del apoyo de Gaviria en este punto crucial, de desmontar el paro cívico impulsado por los sectores más radicales de la Coordinadora.

Hasta la noche del pasado sábado los representantes del gobierno en la mesa -el vicepresidente, José Vicente Rangel; la ministra del Trabajo, María Cristina Iglesias; el diputado Nicolás Maduro y el embajador ante la OEA Jorge Valero (no estaban ni el ministro Aristóbulo Isturiz ni el canciller Roy Chaderton)- intentaban negociar el paro, afirmando que ya habían hecho concesiones en varios de los temas paralelos tratados en el marco de la mesa, como la desmilitarización de la capital, el establecimiento de un cronograma en el tema de la Policía Metropolitana y la salida electoral a través de un referendo establecido en el marco constitucional.

Por su parte, los delegados de la oposición, Timoteo Zambrano, el abogado Juan Rafalli, el gobernador de Yaracuy, Eduardo Lappi; el parlamentario Alejandro Armas, Américo Martín y el dirigente Manuel Cova acusaron al gobierno de “irse por otra vía” y dejar de lado lo que consideran el tema principal, que es la salida electoral. Así mismo, criticaron que no se presentaran puntualmente -tal y como estaba programado- a las 3 y media de la tarde del sábado.

De nada sirvió la intención de designar a dos delegados del gobierno y dos de la oposición para redactar un documento conjunto que satisficiera a las partes y diera prioridad a la vía electoral. En la noche del sábado los avances logrados hasta la madrugada del viernes no eran tales y las partes se volvieron a transar en sus posiciones.

Mientras tanto el mediador continúa expectante ante lo que pueda ocurrir en las próximas horas con la activación del paro cívico. Se conoció que el Secretario General de la OEA permanecerá en Caracas durante la huelga general, a pesar de los extenuantes esfuerzos que hiciera para evitar la convocatoria.

http://noticias.eluniversal.com/2002/12/02/pol10.shtml

retroceder