Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


CD-177 Caracas, 08 de Abril de 2003

Presidente Chávez desestima iniciativa popular

Gobierno venezolano adelanta plan contra referéndum revocatorio

En Venezuela continúa la desconfianza en que el gobierno del presidente Chávez realice el referéndum revocatorio que, como única salida democrática, le queda a la oposición venezolana.

Además de las dudas que ha sembrado en los opositores la falta de transparencia en la elección de los candidatos al nuevo Consejo Nacional Electoral, según lo han señalado diversas organizaciones, entre las que destaca la Red de Veedores y Queremos Elegir, destacan las propias declaraciones del presidente Hugo Chávez, quien en su programa de radio y televisión Aló, Presidente, de este domingo 6 de abril, una vez más, puso en duda que la oposición pudiese convocar a un referéndum.

En su alocución, el primer mandatario desestimó las firmas recogidas durante el evento electoral que sustituyó al referéndum consultivo del 2 de febrero, El Firmazo, diciendo que las firmas no servían y que tenían que recogerlas de nuevo.

"Ahora no tendrán un CNE complaciente", dijo el presidente.

A esta afirmación, respondieron diversos analistas políticos, quienes han señalado que resulta paradójico pensar que el actual Consejo Electoral actual no sirve, pero sí había sido útil para las siete elecciones anteriores en la que salió vencedor el actual presidente.

Ya el presidente, al preguntársele sobre la elección electoral de su preferencia, el revocatorio o la enmienda constitucional, había afirmado que no sabía para dónde iba la oposición, pero "nosotros (el gobierno) vamos para el 2021".

Otro alto funcionario del gobierno de Chávez, el ministro de Infraestructura, Diosdado Cabello, también dijo que El Firmazo del 2 de febrero no es aplicable al proceso contemplado en la Constitución a partir de agosto. "Si recogen las firmas como debe ser y el CNE dice que vamos a referendo, el gobierno respetará esa decisión".

"Hemos pedido que se respete la Constitución-dijo Cabello-, el referendo revocatorio es una alternativa que tiene cualquier oposición, pero tienen que cumplir con lo que dice la Carta Magna. El gobierno no se va a revocar a sí mismo y vamos a trabajar para que no se dé el referendo revocatorio. Si ellos recogen las firmas y el CNE dice que vamos a referendo el Gobierno respetará esa decisión.

Sin embargo, la representante oficial de Súmate (organización civil responsable de la jornada de El Firmazo), María Corina Machado, reiteró que las firmas recogidas el pasado 2 de febrero, durante El Firmazo, sí son válidas, por lo cual no es necesario recolectarlas nuevamente para convocar el referéndum revocatorio, pues así lo que establece la Constitución y lo ratifican las decisiones de la Sala electoral, la Sala constitucional, que señalan que las firmas son perfectamente válidas".

Por su parte, el economista, ex ministro y editor de la prestigiosa revista Foreign Affairs, Moisés Naím, cree que Chávez va a evitar a toda costa la realización del referéndum. "No estoy seguro que el presidente Hugo Chávez, su gobierno, sus jueces y abogados y sus brigadas de choque (Círculos Bolivarianos) lo permitan.

El Ejecutivo se puede valer de mil artimañas, abiertas o escondidas, para posponer, enredar o sabotear un evento electoral que no le conviene. Pero hay que tratar. En todo caso, dudo que sea en agosto tal y como lo contempla la Constitución.

-¿Qué debe hacer la oposición?

-Sin dejar de trabajar y presionar en favor del referéndum, la oposición debe organizar ya mismo un firmazo en el que se les dé a los venezolanos la posibilidad de escoger entre varios candidatos el equipo que encabece a los opositores, hasta que haya elecciones presidenciales.

"No sería elecciones para recoger un candidato presidencial, sino para liderizar de manera coherente a la oposición".

El Coordinador general de la Coordinadora Democrática, el gobernador el Estado Miranda, Enrique Mendoza, cree que el referéndum se producirá, pero no duda de que el oficialismo y el Gobierno pondrán obstáculos y mecanismos dilatorios. Mendoza, sin embargo, no está de acuerdo en la forma en la que se están eligiendo las autoridades del Consejo Nacional Electoral. Se ha adelantado un proceso en el que, peligrosamente, no se ha sincerado el método de escogencia.

"Si permitimos que el Gobierno tenga tres representantes en el CNE, el organismo pasaría a ser otro poder secuestrado, no para impedir que se realice el revocatorio, sino para que no se realice en los tiempos que todos deseamos," denunció el gobernador

La mayoría de las personas que integran la lista del Comité de Postulaciones- dice Mendoza- son simpatizantes o afectos a determinadas corrientes políticas. En el fondo, y eso es lo que he venido advirtiendo, se corre el riesgo de repetir los errores que se cometieron en el pasado.

-Me niego a aceptar que en este país no existan cinco personas que, indistintamente de sus líneas de pensamiento o ideologías, sean lo suficientemente equilibradas para no estar obedeciendo a esa idea del dos, dos y uno, que es lo que pareciera que se está imponiendo.

Por su parte, asesores de la Coordinadora Democrática en la Mesa de Negociación y Acuerdos destacan la resistencia que tienen los delegados oficialistas en la Mesa de Negociación de lograr acuerdos en torno a la celebración del referendo revocatorio.

Asdrúbal Aguiar señaló que 'Los delegados del Gobierno no agregarán nada distinto a lo dispuesto en la Constitución y el peso de su realización será problema que tendrá que sortear la oposición por sí sola'.

En las correcciones que hacen los representantes del Gobierno al texto presentado por el secretario del foro hemisférico y facilitador de la Mesa, César Gaviria, se niega la posibilidad de que organismos internacionales especializados, como la ONU o la OEA, actúen como garantes del proceso electoral que se lleve a cabo en Venezuela.

'Por alegadas razones de soberanía no permitirán los representantes de Chávez en la Mesa que los organismos internacionales avancen más allá de sus roles como facilitadores u observadores del proceso. La idea de una garantía internacional del Acuerdo será rechazada por el chavismo', dice Aguiar.

De hecho, el punto quince del borrador establecía que la OEA, el Centro Carter y el PNUD desarrollarían un papel de garantes del acuerdo, conforme a sus respectivos mandatos y con base en lo estipulado en la síntesis operativa de la Mesa. Sin embargo, en las correcciones que hacen los delegados oficialistas, eliminan la palabra garante y la sustituyen por 'facilitadores y observadores'.

En este sentido, la oposición insistirá en que se acepte la ayuda internacional para el referendo revocatorio y que se respete el 298 de la Constitución, que prohíbe modificar las leyes que regulan procesos electorales seis meses antes de celebrar alguno de ellos, informó Juan Raffalli, negociador por la Coordinadora Democrática.

A su vez, Alejandro Armas, también miembro de la Mesa de Negociación y Acuerdos, reiteró que el Gobierno nacional representado en esta comisión, "persiste en extender hasta agosto del 2004 la posibilidad de celebrar la consulta de carácter revocatoria. Según explicó Armas, la estrategia de prolongar esta actividad constitucional para el próximo año, significaría que al realizarse el referendo para esa fecha, "entonces se estaría perpetuando el segundo al cargo, es decir, el Vicepresidente, (ocupado por José Vicente Rangel) para culminar el período presidencial hasta el 2006".

Dijo que la estrategia del Gobierno manejando un doble discurso, es simplemente para lograr extender la consulta hasta una fecha en la que haya posibilidades de que el período lo culmine un mismo representante del Gobierno, "que en este caso sería el Vicepresidente".

Ayuda Internacional

Alejandro Armas explicó que desde ya la Coordinadora Democrática pudiera estar trabajando el función de solicitar apoyo internacional para la celebración de unas elecciones. "Si no fuera porque el Gobierno insistentemente mantiene un doble discurso, ya estaríamos cumpliendo algunos pasos para convocar al revocatorio y elecciones".

La depuración de la base de datos del Registro Electoral Permanente así como la organización del evento, serían pasos alcanzables en forma inmediata "si hubiese disposición del Gobierno", dijo Armas.

Para el diputado de la AN, el 19 de agosto será una fecha clave en la historia de Venezuela. Armas cree que si para ese momento no hay definición sobre una posible salida, "entonces los factores adversos al Gobierno, que son la mayoría, estarían reaccionando de otra manera".

Reiteró que la forma de presionar y de exigir la salida de este régimen será distinta a "la forma como hemos venido intentando conciliar la paz y el crecimiento para el país".

retroceder