Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


El Mundo Viernes 15 de Noviembre de 2002

Opinión

DESDE LAS GRADAS
Agendas distintas

Nitu Perez Osuna

De los primeros encuentros de la mesa de negociación han quedado en claro tres datos: 1) el Gobierno fue a la mesa a comprar tiempo ya que no puede ir a elecciones anticipadas porque las pierde y tiene grandes esperanzas en que los aguinaldos anulen los ímpetus de la gran mayoría molesta; 2) la oposición está en la mesa para cumplir, primero que nada, con los intereses internacionales representados por Gaviria, aunque no está muy convencida de que se pueda llegar a elecciones; y, 3) la gente no ve avances en la agenda de negociación. Mientras, el país se enfrenta a la ausencia total de autoridad ya que de lo único que se ocupan las policías caraqueñas es de caerse a bombazos entre ellas, custodiar a Chávez y cuidar a los círculos bolivarianos.

Nada, estamos en un país en el cual el Gobierno sólo hace política y el resto de las autoridades sólo se ocupa del Gobierno.

Inaudito e impensable en un país presidencialista como éste. Pero dentro de todo, la sola presencia de Gaviria ha legitimado el proceso de deposición de Chávez. Me explico: el primer testigo de que se ha intentado a todo evento convencer al Gobierno de una salida pacífica es César Gaviria. Así que después nadie podrá calificar de acción golpista la acción final necesaria para poder dar paso a un nuevo tiempo...porque estamos en algo que Rollo May, un famoso profesor americano, llama el “limbo en el cual una época no termina de morir y un nuevo tiempo no termina de nacer”.

EL PARO SIGUE ACTIVADO Diga lo que diga el Gobierno y sus representantes en la mesa de negociación y acuerdos, la CTV, Fedecámaras y sociedad civil continúan activando el paro.

Sin haber anunciado la fecha definitiva del mismo, el 65 por ciento de los trabajadores, comerciantes y empresarios se muestran partidarios de realizar el cese general e indefinido de labores. Se asombraría el Gobierno al sondear un poco a los trabajadores del sector público, quienes agobiados de tantas bombas, tiros e inestabilidad, están dispuestos a parar para terminar de salir de este desgobierno que ya pone en peligro la integridad física de quienes tienen que asistir a las oficinas gubernamentales ubicadas en su mayoría en el centro de Caracas, epicentro del terrorismo desatado y aupado por los círculos chavistas.

A LOS FANÁTICOS CHAVISTAS ¿Ustedes se acuerdan de los fanáticos que integraban las bandas armadas de Acción Democrática? Pues bien, ellos desaparecieron en las brumas del mar como Alfonsina una vez que Chávez ganó...

y muchos hasta se volvieron chavistas.

Pues bien, que eso les sirva de reflexión porque eso mismo pasará con ustedes.

Recuerden que este país es chiquitico y que con cualquier cambio minúsculo muchos de ustedes, los que tienen antecedentes penales, se ponen a tiro de aquella vieja ley de vagos y maleantes. Y bueno, se entiende que ese es su trabajo...

pero aprendan que cuando el jefe tiene fama de entregón y miedoso hay que andar pendiente del momento exacto de pegar a correr. Acuérdense del 11 de abril...e intenten recordar si esta película ya la habían visto. Además...¿ustedes creen que Chávez se los va a llevar con él cuando ni Marisabel estaba en los planes de ir a Cuba en aquellos días de abril? DIPUTADOS CON INSTINTOS ASESINOS Lo último que propone el actual régimen, en un intento por sobrevivir, son elecciones generales...que se cuenten todos de nuevo. No me queda espacio para desarrollar mi opinión al respecto, por ahora sólo diré que hay cuatro diputados que no repetirán por los instintos asesinos que dejaron al descubierto ante la opinión pública en días pasados: Desiré Santos Amaral, Cilia Flores, Iris Varela y Darío Vivas.

Rumores de corrupción y otros delitos supuestamente cometidos por ellos, han sido sobremesa y comentario obligado en reuniones y encuentros. Ahora su instigación al delito de linchamiento popular, en pleno hospital de Lídice, ante la mirada atónita de trabajadores de la salud, pacientes y familiares, sólo arranca un comentario de los venezolanos: “Esos no repiten, con mi voto no cuentan los asesinos”.
http://www.elmundo.com.ve/ediciones/2002/11/15/p1-4s5.htm

retroceder