Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 

 

 

OEA, Centro Carter defienden transparencia observación Venezuela


Fri March 19, 2004 7:18 PM Por Silene Ramírez

CARACAS (Reuters) - La OEA y el Centro Carter defendieron el viernes como imparcial y transparente su misión como observadores de un proceso de referendo contra el presidente venezolano, Hugo Chávez, tras ser acusados por el jefe del máximo organismo electoral de tener una posición sesgada contra el mandatario.

En una carta enviada al presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Francisco Carrasquero, el jefe de la misión de la OEA en Venezuela lo insta a suministrarle las pruebas "dada la gravedad de tales alegaciones" y le pide que fije posición sobre su permanencia como observadores.

"El objetivo de la misión ha sido asegurar que el proceso sea transparente, se apegue a las normas del país, se respete la voluntad de los ciudadanos y se ofrezca confianza a las partes involucradas y a la ciudadanía en general," dijo la misiva obtenida por Reuters y firmada por Fernando Jaramillo.

La Organización de Estados Americanos (OEA), el estadounidense Centro Carter y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) observan desde octubre del 2003 el referendo que impulsan los opositores de Chávez y que busca poner fin anticipadamente a su mandato.

La jefe de la misión del Centro Carter, Jennifer McCoy, dijo a Reuters que también envió una misiva a Carrasquero en la que pide una clarificación de sus acusaciones y, aunque dijo que el compromiso es seguir trabajando en Venezuela, pidió que defina si desea que su equipo de observación siga en el país.

"Trabajamos muy duro en todos los países donde actuamos como observadores para operar imparcialmente y para honrar el proceso democrático. Creemos que hemos hecho esto en este caso también," dijo a Reuters vía telefónica desde Estados Unidos.

El jefe del organismo comicial, a quien la oposición acusa de ser pro-chavista, repitió el viernes sus acusaciones hechas públicas en una entrevista con Reuters en la víspera.

"Seguimos sosteniendo que ellos han tenido una posición sesgada con una inflexión hacia la oposición, lo cual desnaturaliza indudablemente la observación internacional," dijo Carrasquero a los periodistas en la ciudad occidental de Maracaibo.

Asimismo reiteró que "no está ajustado a la verdad" el documento que presentaron los observadores objetando un primer informe sobre el referendo.

PIDEN PRUEBAS

La OEA respondió que sus informes están respaldados por el trabajo "continuo, sistemático y exhaustivo" de observadores y amparado en un acuerdo con el CNE que les permite informar confidencialmente las irregulares que identifique.

Y pidió a Carrasquero que haga públicas las pruebas que dice tener para respaldar sus afirmaciones "a fin de evitar confundir a la ciudadanía," al mismo tiempo que ratificó su colaboración como observadores y facilitadores del proceso.

Los adversarios de Chávez, a quien acusan de haber arruinado el país y de querer establecer un gobierno autoritario, sostienen que recogieron 3,4 millones de firmas que respaldan la petición del referendo revocatorio.

Chávez, que califica a sus opositores de "golpistas" y "conspiradores" por tratar de sacarlo con un golpe de Estado al que sobrevivió en abril del 2002 y más tarde en ese mismo año con un desgarrador paro general de actividades, sostiene que las firmas para convocar el referendo están plagadas de fraude.

El CNE, en un primer informe el 2 de marzo, determinó la validez de 1,8 millones de las rúbricas recogidas por la oposición a inicios de diciembre y pasó a una segunda verificación 876.017 firmas por considerarlas dudosas al ser recogidas con "caligrafía similar."

El informe desató una batalla sobre las firmas objetadas, necesarias para completar las 2,4 millones exigidas en la Constitución para convocar un referendo revocatorio presidencial.

En una sorpresiva decisión, la sala electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictaminó que las 876.017 firmas objetadas debían ser declaradas válidas tras pasar por un proceso de rectificación.

El fallo desató la furia de los seguidores de Chávez, que lo apelaron ante la sala constitucional del TSJ. El CNE también pidió la anulación por el respeto a su autonomía y argumentando que la validez de las firmas no es materia electoral.

Carrasquero dijo el viernes que el CNE procederá en su trabajo en torno al referendo "cuando se devele la incertidumbre entre los dos tribunales." Un pronunciamiento de la sala constitucional se espera en cualquier momento.

(Con reporte adicional de Pascal Fletcher)

http://www.reuters.com/locales/c_newsArticle.jsp?type=topNews&localeKey=es_LT&storyID=4610204

retroceder