Esta es una copia de lo que fuera el website de la Mesa de negociación y Acuerdos

enlaces

Documentos Mesa Documentos
Coordinadora Democrática
Documentos
Grupo de Amigos
Documentos
Tripartitos
Documentos
Comité Asesor
Noticias

Documentos
Comisión de Enlace

Noticias
Comisión de Enlace
Opinión

 


TAL CUAL JUEVES 14 DE NOVIEMBRE DE 2002

POLITICA

Tempranito
La negociación

Javier Conde

Después de cuatro días de mesa sólo son rescatables algunos términos del equipo negociador oficial: salida integral, flexibilización, amplia gama de opciones constitucionales. Es a la parte del gobierno a quien le corresponde destrancar el juego. Por eso quizás no resulte ocioso fijarse en las palabras que emplean. ¿Serán capaces de formular una propuesta discutible?, ¿Cuándo lo harán?

Nadie debería esperar que en cuestión de horas surgiría una solución consensuada. Gaviria ha sido insistente al respecto. Hábil negociador el colombiano, intuye que son inevitables las acusaciones cara a cara. Incluso allí se avanza: las partes están deslastrándose de una pesada carga acumulada. Cuando se vacíen total o parcialmente las cartucheras, será el momento de usar otras armas. Posiblemente entonces las palabras comiencen a decir cosas más interesantes. En el proceso, seguramente algún negociador pierda influencia y otro ocupe su lugar en el timón de la negociación.

La oposición no tiene nada o muy poco que perder. El dilema corre por el otro lado. Es el gobierno el que luce cercado, el que intenta asomar opciones aunque no se atreva definitivamente a formularlas. El que debe explicar a sus sectores radicales que hay que ofrecer una "salida". Está, sin dudas, a la defensiva, y eso es importante apreciarlo, al menos para quienes depositan alguna posibilidad de solución a la mesa.

El gobierno, sin embargo, puede poner la pelota en campo de sus adversarios si finalmente decide recortar el período para adelantar el referendo revocatorio o para abrir la opción de elecciones ya. En ese caso, ¿cuál sería la posición de los negociadores de la Coordinadora? ¿Pudiera mantener el equipo opositor -como ayer lo expuso Américo Martín- la imposibilidad de descartar el referendo consultivo?, ¿no fue elecciones ya la consigna de la marcha del 10 de octubre?

Jugar la carta de la enmienda, que obliga a su sanción vía referendo, supondría para el gobierno dar marcha atrás en su única opción de "referendo revocatorio", a cambio, claro está, de que Hugo Chávez pueda participar nuevamente en un proceso electoral. "¿Qué gracia tiene eso?", se preguntó semanas atrás el general Medina Gómez, ahora firmante de un pacto cívico-militar. Yo diría que la gracia de derrotarlo con todas las de la ley.
http://www.talcualdigital.com/ediciones/2002/11/14/f-p2s3.htm

retroceder