SOBRE EMILIO IBARRA FINANCIADOR DE HUGO CHAVEZ

 

La semana pasada escribí una artículo donde mostré mi extrañeza sobre el hecho de que, en el juicio contra Emilio Ibarra, gran preboste en su tiempo del BBVA, había aparecido el pintoresco, pero gravísimo dato, de cómo este caballero había financiado la llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela. Ni había sido Fidel Castro, ni Javier Madrazo, sino el rico Mac Pato de las finanzas españolas, (gracias a él la sede del BBVA está en Madrid) lo que le daba al histrionismo continuo de Chávez contra el capitalismo multinacional un toque exótico y a Emilio Ibarra y a todo el Neguri hipócrita, la dimensión de lo que en realidad es.

Pues bien.

Como hay gente que lee estas cosas recibí el texto con las diligencias previas por un delito de falseamiento de cuentas anuales del Juzgado de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional en Madrid donde en el punto quinto está sustanciada la acusación. Dice así:

“Entre octubre y noviembre de 1998, Juan Carlos Zorrilla hierro, Consejero Delegado del BBV-BANCO PROVINCIAL DE VENEZUELA, recibe en su despacho sito en Caracas varias visitas de dos personas vinculadas al entorno próximo del entonces candidato a la Presidencia de Venezuela, quienes al parecer le indican que están captando fondos para la financiación de su campaña electoral, instruyéndole sobre la conveniencia para la propia institución local de hacer una aportación. Pese a la relevancia del mensaje, el Presidente del BBV-BANCO PROVINCIAL DE VENEZUELA no es informado de tales requerimientos, pero sí los conoce, en ese momento, el Director General del Banco Bilbao Vizcaya responsable para América Latina en Madrid, José Ignacio Goirigolzarri Tellaeche, quien procede a dar traslado de tales pretensiones a los acusados Pedro Luis Uriarte Santamaría y Emilio de Ybarra y Churruca, Vicepresidente-Consejero Delegado y Presidente del Banco Bilbao Vizcaya respectivamente.

Estos últimos, aun siendo conscientes de que cualquier desembolse a una formación política realizado con cargo a fondos del Banco constituye una actividad ajena al desarrollo ordinario de su objeto social, deciden autorizar la contribución exigida en la creencia de que así cooperaban a la subsistencia de la filial local, pago que es finalmente materializado por Luís Javier Bastida Ibargüen y otra persona con pleno conocimiento de su destino.

Así, el 1 de diciembre de 1998 tienen salida de la cuenta de SHARINGTON COMPANY Inc., vinculada al Trust 532 y en el que el referido Sr. Bastida figuraba entonces como apoderado mancomunado, fondos por valor de 525.586 dólares con destino final a una cuenta abierta en la entidad MADURO AND CURIEL’S BANK NV de Curaçao (Antillas Holandesas), de la titularidad de la sociedad CONCERTINA NV.

Transcurrido un tiempo, las dos personas que se reunieron con el Sr. Zorrilla vuelven a visitarle, en 1999, en el despacho del banco de Caracas, para solicitar nuevos fondos, esta vez para la campaña de elección de los miembros de la Asamblea Constituyente. Tras ser transmitida por el Sr. Goirigolzarri dicha petición a Emilio de Ybarra y Churruca y a Pedro Luis Uriarte Santamaría, siguiendo el mismo procedimiento y previa autorización de ambos, el 7 de julio de 1999 son transferidos 1.000.000 dólares de nuevo por mediación de Luis Javier Bastida Ibargüen a favor de la entidad COCERTINA NV.”

Ya ven cómo estos dos señores financiaban a un militar golpista que había acabado con la vida del hijo del Delegado del Gobierno Vasco en Venezuela.

Emilio Ibarra y Pedro Luis Uriarte gastan ahora sus millones plácidamente mientras en Venezuela Hugo Chávez persigue a una ONG que se llama SUMATE por haber recibido 35.000 dólares de donación de un organismo democrático para fines perfectamente legales habiendo tenido la honestidad y el valor de declararlos y no lo que hicieron vergonzantemente Ibarra y Uriarte. ¿Dónde queda la dignidad democrática de Ibarra y Uriarte y dónde los casi dos millones de euros que recibió Hugo Chávez para su acceso al poder?

Este es un ejemplo claro de hipocresía, falsedad y manera de actuar torticera y delictiva para quien el fin justifica cualquier tipo de medio que es el mismo criterio que el usado por Hugo Chávez. Pero de qué quejarnos si acaba de viajar Madrazo a Caracas y le regala 200.000 euros de los vascos para una televisión chavista en un país que coarta la libertad de expresión a través de la “Ley Mordaza” y en el mismo país en el que la oposición no tiene acceso  a los medios de comunicación públicos. Una auténtica vergüenza.

Iñaki Anasagasti

Senador por el Partido Nacionalista Vasco en el Parlamento de España

regreso a documentos            regreso a Libertad de Expresión    Share/Save/Bookmark