MORATINOS HABLA SOBRE VENEZUELA

 

El pasado miércoles 31 de mayo el Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos compareció en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado para hacer balance de dos años de legislatura del gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

Tras su disertación, los Grupos Parlamentarios de la Cámara valoraron la gestión de Moratinos y le preguntaron sobre diversas cuestiones. A continuación entresacamos el careo entre el senador vasco, Iñaki Anasagasti y el ministro sobre la situación de Venezuela:

El señor ANASAGASTI OLABEAGA: Muchas gracias, señor presidente.

          Gracias, señor ministro, por su comparecencia. Me imagino que su servicio de prensa le habrá informado de la entrevista que usted concedió el pasado domingo a La Vanguardia, de la que me llamaron la atención algunas cosas. Una de ellas fue un titular un poco sorprendente. Decía: “Ni Bolivia ni Venezuela son nuestra prioridad en Iberoamérica”. Otra cosa que me extrañó fue que le definía a usted, en su aspecto profesional. “Es un político con motor diesel en un mundo acelerado”.

En relación con América Latina, ya le he dicho que me sorprendió el titular que decía que “ni Bolivia ni Venezuela son nuestras prioridades en Iberoamérica”. Seguramente usted me dirá que no es eso lo que quiso decir. Usted sabe mejor que nadie que La Vanguardia  es un periódico que hace un seguimiento exquisito de lo que está ocurriendo en Venezuela, Colombia, Bolivia, Perú, y quizás sea una de las cuestiones que más ha llamado la atención de su entrevista.

          Por ejemplo, en relación con Venezuela, y como conclusión de su comparecencia parlamentaria en el Congreso de los Diputados, dijo usted que hay dos premisas fundamentales, una de ellas es que los anteriores gobernantes venezolanos poco menos que habían sido muy malos y que eran responsables de la situación que se vive en la actualidad. El Partido Socialista Obrero Español mantuvo durante años una relación preferencial con Acción Democrática y Carlos Andrés Pérez. Por tanto, a la hora de atribuirnos culpas, vamos a hacerlo todos.

          Pero da la casualidad de que Hugo Chávez lleva gobernando en Venezuela siete años, de modo que no se puede utilizar la argumentación de que los anteriores fueron malos. Evidentemente, fueron malos en algunos aspectos, pero no en todos. Pero no se puede seguir utilizando ese baremo, porque son siete años, en los que se han podido hacer muchas cosas en Venezuela. Hay que recordar que cuando Rafael Caldera dejó la presidencia de Venezuela, el barril de petróleo estaba a siete dólares, y hoy está a 73. Por tanto, no es comparable una situación con otra.

          Y la segunda argumentación que se utiliza es la de que Hugo Chávez ha sido elegido democráticamente. Personalmente, lo pongo en duda, como también lo hace mucha gente con sensibilidad democrática, porque Venezuela es el único país del mundo donde se utiliza un sistema de votación electrónica que puede ser programado y, que en estos momentos está siendo cuestionado por tres universidades venezolanas: la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar y la Universidad Católica Andrés Bello, donde hay gente profesional, académica, que está haciendo un seguimiento de esta cuestión y ha descubierto que en el censo hay 17.000 personas mayores de cien años. Ni en Estados Unidos, ni en Rusia, ni en China hay gente tan mayor. Es decir, se trata de un censo absolutamente perverso y manipulado entre otras cosas.

          Y como consecuencia de la “observación internacional” que llevamos a cabo el día 4 de diciembre, una observación de las Cortes Generales pero también de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos, usted nos dijo algo en lo que coincidíamos, es decir, teníamos que hacer un seguimiento, lo más escrupuloso posible, para que las elecciones del 3 de diciembre en Venezuela fueran limpias, democráticas y, sobre todo, comprobables. Sin embargo, señor ministro, esto no está siendo así, y se están conculcando  todas aquellas promesas que se hicieron. Incluso, se aprobó una moción en ese sentido.

          Por tanto, señor ministro, recuerde que en estos momentos el Congreso venezolano no tiene más partido político que el del Gobierno, que no hay controversia y que se producirán unas elecciones fraudulentas, por lo que nos gustaría que se creara una célula de seguimiento, incluso que se hablara de la posibilidad de enviar nuevamente observadores.

Respuesta del Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

En derechos humanos, señor Anasagasti, el Gobierno es muy claro: Es una dimensión horizontal en nuestras relaciones bilaterales; se va a aprobar próximamente el plan nacional de derechos humanos; y tenemos, como todos los europeos, la posición sobre Guantánamo, sobre Abu Ghraib, que compartimos, y  cuando se nos pregunta sobre ella, la mencionamos.

          Sobre Bolivia y Venezuela, cuando  se produjo esa entrevista de la Vanguardia yo decía que son una  prioridad, me refería precisamente a   lo que ha preguntado el senador Piqué, es decir,   si para España su mayor atención e interés en Latinoamérica son Bolivia y Venezuela. Vuelvo a  decir que no y esto no significa que no les prestemos interés, pero nuestros máximos socios estratégicos son aquellos que tienen acuerdos de carácter estratégico, que son México, Chile, Argentina y Brasil. Y a partir de ahí es el mensaje. Desde luego, tenemos que tener buenas relaciones con Venezuela, con Bolivia, pero en definitiva no es nuestra acción estratégica, luego abundaré sobre ese aspecto.

          Sobre las elecciones en Venezuela vuelvo a reiterar el compromiso del Gobierno de que tenemos que trabajar juntos, tal como hicimos con las elecciones legislativas, para que las elecciones presidenciales del mes de diciembre sean, como bien ha señalado su señoría,  limpias, democráticas y controlables y, por tanto, debe ser objeto de observación internacional, de preparación adecuada:  no esperar al último momento para que no pueda haber una revisión del censo, que haya unas garantías democráticas, una transparencia necesaria y de todos aquellos elementos que ustedes mismos consensuaron cuando visitaron Venezuela y participaron en la Comisión de Observación Internacional.  Por lo tanto, lo que hace falta es a partir de hoy -ya que estamos en el mes de junio y teniendo en cuenta que el tiempo pasa rápidamente- movilizarnos para que esas elecciones puedan celebrarse adecuadamente.

regreso a documentos            regreso a D-400+   Share/Save/Bookmark