ESPAÑA NO VA A RECONOCER A KOSOVO

 

          El señor PRESIDENTE: Pregunta del senador Anasagasti.

          Tiene la palabra su señoría.

 

          El señor ANASAGASTI OLABEAGA: Muchas gracias, señor presidente.

          Señor ministro, me da la impresión de que hay dos Moratinos: por un lado, una persona diplomática, agradable, que busca siempre la palabra exquisita, como me ha contestado anteriormente, para no molestar al Gobierno venezolano; y, por otro, uno que pega cada viaje que le deja a uno turulato… Un ejemplo de esto último es el que le dio al lehendakari Ibarretxe, que no sé qué es lo que le haya hecho a usted, pero me hubiera gustado que ese viaje se lo hubiera usted dado a Hugo Chávez.

          Sí me gusta ese Moratinos que dice: Moratinos y Kouchner promueven en la Unión Europea la creación un Estado palestino en 18 meses. La propuesta necesita que los 27 lo apoyen, incluso antes de que tenga establecidas sus fronteras.

          Es decir, a usted le interesa que el Estado palestino sea reconocido pero, señor ministro, ¿cuándo van a reconocer ustedes a Kosovo?

 

          El señor PRESIDENTE: Gracias, señoría.

          Tiene la palabra el señor ministro.

 

          El señor MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES Y DE COOPERACIÓN (Moratinos Cuyaubé): Gracias, señor presidente.

          Como recordará su señoría, el Consejo de Relaciones Exteriores de la Unión Europea incluyó en sus conclusiones sobre Kosovo, aprobadas el 18 de febrero de 2008, y cito: que los Estados miembros decidirán, de acuerdo con sus prácticas nacionales y el Derecho internacional, acerca de sus relaciones con Kosovo. En ejercicio de esa potestad, de la potestad nacional, pero sobre todo de la aplicación de nuestra interpretación del Derecho internacional, hay solo dos maneras de aceptar la secesión de un Estado: que sea aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o que contenga la aprobación de las partes. Por ello, España se ha mantenido en su posición, referida en la resolución del Consejo de Seguridad 1244 de Naciones Unidas.

          España no ha reconocido a Kosovo y no va a reconocer a Kosovo, salvo que cambien los dos parámetros esenciales, que o bien haya un acuerdo entre las partes o bien una resolución del Consejo de Seguridad.

          Por otro lado, léase bien mi artículo sobre el Estado palestino y verá que no hay diferencias. Otra cosa son los titulares, pero el contenido es que el Gobierno de España siempre, en materia de integridad territorial, en materia de reconocimiento de Estados, actúa de acuerdo con el Derecho internacional y las prácticas internacionales. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)

 

          El señor PRESIDENTE: Gracias, señoría.

          Tiene la palabra el senador Anasagasti.

 

          El señor ANASAGASTI OLABEAGA: Gracias, señor presidente.

          No me ha convencido absolutamente nada, señor ministro. No se lo cree ni usted.

          Desde mi punto de vista, detrás de Kosovo hay tres comunidades autónomas, que se llaman Galicia, Euskadi y Cataluña. No hay más; ese es el problema de Kosovo. Además, usted quiere mucho a Serbia porque su primer destino fue Belgrado, según tengo entendido.

          En cualquier caso, nos gustaría que usted hiciera algo más porque es una anomalía el hecho de que 22 países de la Unión Europea hayan reconocido a Kosovo y que, sin embargo, España no lo haya hecho.

          Por otro lado, usted prometió neutralidad durante la Presidencia española, pero esa decisión contrasta con su apoyo entusiasta a la petición de Serbia para que el Tribunal Internacional de Justicia se pronuncie sobre la conformidad de la declaración de independencia de Kosovo. Y no contento con esto, se dirigió al tribunal para secundar la posición de Serbia. Ustedes mantienen como posición española la misma que Serbia, y nos parece muy bien, pero indudablemente no tiene nada que ver con lo que ha dicho de Palestina.

          La realidad política desborda los cauces del derecho vigente, señor ministro, como usted mejor que nadie sabe. Estamos celebrando los bicentenarios de las independencias de las repúblicas americanas, así que fíjese usted en esas sutilezas porque muchas veces, como decía Cánovas del Castillo, cuando la fuerza crea Estado la fuerza es el derecho. Desgraciadamente, eso es así. Y la propuesta de (¿)Marthi Athisari, enviado especial del secretario general de la ONU, no fue otra que la de una independencia supervisada internacionalmente, así que sostener que el proceso todavía está abierto indica poco sentido de la realidad, señor ministro. Pero lo peor del caso es que con sus escritos al Tribunal Internacional de Justicia expresa su significado contra la independencia de Kosovo de una manera gratuita e incierta, porque vuelvo a repetir que no se van a cambiar los hechos consumados.

          Dos años después España no reconoce a Kosovo contra el parecer de 22 Estados de la Unión Europea, incluidos Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido. Señor ministro, le pido que cuando piense usted en Kosovo no lo haga tanto en los gallegos, en los catalanes y en los vascos.

          Muchas gracias, señor ministro.

         

          El señor PRESIDENTE: Gracias, señoría.

          Tiene la palabra el señor ministro.

 

          El señor MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES Y DE COOPERACIÓN (Moratinos Cuyaubé): Gracias, señor presidente.

          Señoría, usted habla de 22 países europeos pero la comunidad internacional, el Derecho internacional, las Naciones Unidas reúnen a 192 Estados. ¿Cuántos han reconocido a Kosovo? No más de 60. Por lo tanto, no estamos tan solos. Estamos incluso en situación de mayoría en relación con las dudas que genera esa declaración unilateral de independencia.

          Además, España siempre ha trabajado por la estabilidad y el futuro de los Balcanes en su relación con la Unión Europea. Gracias a la posición española y a que cinco Estados miembros de la Unión Europea no han reconocido la declaración unilateral de Kosovo, tenemos ahora un Gobierno en Serbia preeuropeo y democrático que avanza hacia el final de un túnel de la historia, y eso es gracias a España. Si hay estabilidad, si hay seguridad y paz en los Balcanes es gracias a la decisión de cinco Estados miembros de la Unión Europea, entre ellos España. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)

 

          El señor PRESIDENTE: Gracias, señor ministro.

 

regreso a documentos            regreso a DDHH         regreso a Libertad de Expresión 

 Share/Save/Bookmark