A CURARNOS EN CUBA y CERRAR NUESTROS HOSPITALES ¡!!

Termino de ver un reportaje en la oficial VENEZOLANA DE TELEVISION (viernes 21/6/02 8:30 pm) y no me queda otro sentimiento que una enorme ira viendo como se pretende subestimar el nivel profesional de nuestros médicos.

La mayor frustración se presenta al ver que las representaciones gremiales que deberían ocuparse de nuestra defensa parecen estar mas dedicadas a posiciones partidistas y no a defender nuestra imagen profesional.

Dicho programa presentó imágenes de un avión ruso de Cubana de Aviación de 4 turbinas de cola  en el aeropuerto de Maiquetía, seguido esto de la entrevista a varios pacientes que aparentemente regresaban de un tratamiento en esa isla. Omiten el motivo por el cual cada  paciente fue trasladado a atención medica, pero sus comentarios reflejaban el porqué había ido  allí:   “porque los hospitales aquí están muy mal” , “por que el costo  del tratamiento aquí es muy alto “ , “porque los médicos allá son muy buenos aunque aquí hay algunos médicos buenos también!!!!…”

Ciertamente quieren convencer a los televidentes de la “superior atención medica a los afortunados que han sido llevados a ser examinados y tratados en ese paraíso de la medicina que es Cuba ¡!!!.

Amerita esto dos comentarios, uno en relación a la medicina en Venezuela y el otro al nivel de la medicina en Cuba:

El nivel de formación de la mayoría de los médicos venezolanos es excelente, solo basta ver la participación científica en congresos nacionales e internacionales y como son los jóvenes aceptados para post-grados en los mejores centros del mundo y en muchos casos desafortunadamente para nosotros consiguen oferta del empleo que los tientan a quedarse trabajando fuera del país, ante la contracción del mercado de trabajo en Venezuela.

El problema no son los médicos, el problema en Venezuela es el abandono oficial total de todo lo relacionado con hospitales y centro de atención medica. Tristemente a los tres años de la administración de Chávez la salud para el mas necesitado en Venezuela es la peor que recuerde en mis 30 años de ejercicio profesional. Hace 2 años surgió una pequeña esperanza y parecía que algunos hospitales estaban siendo equipados, pero la ineficiencia (¿y corrupción?) acabó con todo  recurso y hoy allí solo se vive el caos.

La calidad de la medicina cubana, es para mi un enigma. Colegas que han visitado la isla me hablan de un bajo nivel tecnológico, aunque aplauden sistemas de prevención con manejos de aguas blancas y servidas, planes de vacunación, etc.

Hace dos años, y consecuencia de entrevistas mantenidas con algunos “médicos cubanos” que trabajaban en el litoral central después del desastre de Vargas, me interesó visitar la isla caribeña para poder opinar con objetividad sobre el nivel de su medicina. La comunicación con algunos de estos “médicos” me hizo dudar sobre su nivel de información y formación profesional y llegar a la conclusión que varios de ellos eran mas bien “paramédicos” o graduados de “cursos de medicina simplificada”, lo que bajo ningún respecto podría compararse con el nivel de nuestros médicos recién egresados de la UCV u otras universidades nacionales. He realizado intentos para acercarme a especialistas en Cuba pero todos han sido en vano.

No es criticable como Cuba trata de vender su medicina, lo insólito es que nuestro gobierno y sector oficial secuestre dinero que correspondería a equipar a hospitales y dispensarios públicos y en su lugar promueva, para justificar el dinero petrolero que se regala a Cuba a unos cuantos pacientes que podrían ser perfectamente atendidos a nivel publico o privado y aun costo muchísimo menor para el país.

Si este articulo es leído por algún funcionario de la Embajada Cubana y pudiese facilitar una visita a hospitales e instituciones medicas cubanas, agradecería ayuda para planificar una visita a la isla cubriendo yo los gastos y así tener una visión mas objetiva de lo que allá ocurre en medicina.

Esta nota no es para criticar a la medicina cubana. Su finalidad es alertar a la errada línea editorial de Venezolana de Televisión y al sector oficial que la dirige, informar a los pacientes venezolanos que ellos podrían ser muy bien atendidos en nuestro país y con la mejor ciencia y tecnología si su gobierno invierte el dinero de salud equipando hospitales o apoyando a nivel privado con costos ciertamente bajos si lo comparamos con el costo de cada  barril de petróleo que casi se le regala a nuestra isla vecina.

               Tomás J. Sanabria B.  ( médico-cardiólogo)

                tomasana@cantv.net

Caracas  28 de Junio 2002

regreso
Share/Save/Bookmark